Según Nikon estos son los mejores rincones fotográficos de Europa. ¿Seguro?

3
RinconesNikon02
© Angel Martinez Moreno

Intentar hacer fotos diferentes a las postales de siempre es uno de los retos habituales de los fotógrafos de viaje o de cualquier aficionado cuando sale por ahí. En Nikon han decidido hablar de sus cámaras -a eso se dedican, claro- de una forma bastante original: enumerando los rincones favoritos de cuatro fotógrafos en otras tantas ciudades de Europa.

Empezando por casa, la Plaça Sant Felip Neri es la elegida. No podemos estar más de acuerdo con Ángel Martínez Moreno, el fotógrafo responsable de esta elección. De hecho, este rincón algo escondido -no lo suficiente porque normalmente está repleto de turistas- suele ser parada obligada cada vez que toca andar de paseo por la zona para probar alguna cámara.

Así que además de reconocerle el mérito por cazar la plaza desierta, añadimos un consejo a los que él propone (incluir el empedrado del suelo, ir al mediodía por la luz…): ojo con ir a eso de las 11 de la mañana porque se llena de niños del colegio que está en la misma plaza.

RinconesNikon
© Gerard Planchenault
RinconesNikon03
© Steve Ullathorne

Lo de fotografiar Notre Dame desde el puente de Sant Michel no parece, así en frío, la toma más original de París ni un rincón poco conocido. Pero Gerard Planchenault propone darle una vuelta con una toma nocturna y a ras del río, debajo del puente. Tomamos nota para la próxima escapada. También del Artillery Passage , el rincón de Londres escogido por Steve Ullathorne y que, sinceramente, no teníamos ubicado pese a estar en el este de la ciudad, una de nuestras zonas favoritas. Que dicho así suena como si fuéramos por allí cada fin de semana.

RinconesNikon04
© Lucio Governa

Más dudas nos suscita la elección del Ponte della Musica como el mejor rincón fotográfico de Roma. Es verdad que está fuera del recorrido turístico tradicional y que eso siempre se agradece, pero ha sido ver esas formas y esa estructura blanca y se ha activado inmediatamente el filtro anti-Calatrava.

Pero que no cunda el pánico que este puente sobre el río Tiber que une los barrios de Victoria y Flaminio no tiene nada que ver con el temido arquitecto, así que podemos pasar y fotografiar tranquilamente por allí. Anotado queda también para cuando haya sobredosis de Trastevere, Piazza Navona y el Panteón.

Aunque ahora que lo pienso, si todos nos dedicamos a seguir estos consejos y fotografiar estos rincones, dejarán de ser originales para convertirse también en nuevas postales. Qué post-postfotográfico todo, ¿no?

3 Comentarios

  1. Tal vez viajar sin cámara y mirar en vivo los lugares sea la mejor experiencia. Luego disfrutar las fotos que algún vecino, con más tiempo y paciencia comparta en su vida 2.0

    • Hoy en día todo el mundo viaja con una cámara, al menos… la de su smartphone. Claro que bien pensando también podemos prescindir de él. Al final resulta muy difícil escapar de la vida 2.0

    • Me parece una gran idea. De hecho muchas veces perdemos la perspectiva real por estar empeñados en hacer la foto en lugar de en disfrutar del momento

Dejar respuesta